Inicio Entrevistas Para el Certamen de Úbeda: Herminia Luque, Nieves Muñoz y Mario Villén

Para el Certamen de Úbeda: Herminia Luque, Nieves Muñoz y Mario Villén

306
0

Tres autores de Edhasa estarán presentes en la próxima edición del Certamen Internacional de Novela Histórica de Úbeda (del 10 al 15 de noviembre). Los hemos reunido virtualmente para que respondan a nuestras preguntas.


EDHASA (BLOG): Este año se ha puesto a prueba toda nuestra civilización debido al minúsculo virus del Covid. En concreto, en los libros, el descenso de ventas y lectores es brutal. Leer requiere calma mental; tiempo; y un libro (que hay que comprar). Y el virus ha quitado las tres cosas a muchas personas: incertidumbre y tenor constante; agobio y falta de horas; y pérdida de ingresos y trabajos. Os pregunto por cómo habéis vivido estos últimos meses.

Mario Villen Lucena (MV): Ha habido de todo. Algunas semanas han estado especialmente cargadas de ansiedad. Otras, hemos conseguido relajarnos en casa y disfrutar juntos del encierro. Pasan los meses y las circunstancias van pesando, pero se sobrellevan. Mi mujer es sanitaria y desde el principio hemos visto en primer plano los efectos de la pandemia. Su trabajo también supuso un esfuerzo de conciliación familiar. Yo teletrabajaba y tenemos un hijo de dos años para el que no había guardería. Nada fácil…

Nieves Muñoz (NM): Yo soy sanitaria, así que mi vida laboral no cambió nada. Iba a trabajar (además me incorporé a jornada completa en abril porque tenía una reducción por maternidad que agoté). Así que así se iban sucediendo los días. Mientras en los balcones se aplaudía yo sobrellevaba los duelos de los padres. Hemos tenido unos meses terribles debido a partos prematuros, supongo que por el estrés y el encierro.

En casa lidiando con la escuela online que ha sido una tortura y ha ocupado todos los ratos libres.

Y familiarmente lo hemos llevado muy mal por la enfermedad de mi madre. Tiene Alzheimer y la cuarentena le ha supuesto un varapalo tremendo. Tanto, que su estado ha caído en picado, como el de todas las personas dependientes.

Los sanitarios sabíamos que esto no había acabado y teníamos razón.

Herminia Luque (HL): Al principio, con una incapacidad para concentrarme y escribir. Luego vi que trabajar en lo literario era una suerte, una especie de salvación. Leer también es una suerte de salvación: más que requerir calma, te la proporciona.

(BLOG) Y en los libros habrá un antes y un después Covid (a.C. y d.C.). Por ejemplo, novelas contemporáneas publicadas este año y el pasado, ambientadas en 2020-2021 han quedado obsoletas. Papel para las trituradoras. ¿El género de novela histórica se ha salvado algo más por tratar y narrar el pasado? ¿Os ha afectado por eso menos que a otros autores, en vuestra planificación como escritores para el próximo par de años?

(NM) A mí desde luego no, mi trabajo y mis ideas siguen adelante a pesar de la pandemia.

Tampoco creo que la pandemia cambie mucho en cuestión del género. La pandemia (en términos absolutos) cubrirá un tiempo ínfimo en comparación. Unos pocos años. No creo que cambie el panorama literario tanto, salvo en cuestión ee ventas. Pero eso es otro tema.

(MV) Imagino que se publicarán libros sobre la pandemia, y sobre otras pandemias del pasado. Pero a mí, personalmente, tampoco me ha afectado en cuanto a planes literarios.

(HL) Pues sí, la novela histórica puede sacudirse esa presión del momento histórico en que vivimos. Puede reflexionar sobre él, si quiere, o dejarlo a un lado por completo; es una ventaja. Mis proyectos literarios no se han visto afectados.

(BLOG) En la prensa han comentado esa reducción. Por ejemplo, Posteguillo dijo hace unas semanas que él este semestre había pagado la mitad del IVA que había pagado el año pasado. Una reducción del 50% de sus ingresos. ¿Tiembla el oficio de escribir, os inquieta que haya menos lectores ahora con capacidad para comprar en librerías? ¿O veis que el negocio online se aviva? Estos meses, ¿habeis comprado más libros físicos o más libros digitales?

(NM) Desde hace años comparto la lectura digutai con la física. El negocio editorial lleva tiempo en la cuerda floja. La piratería es un enemigo muy potente y además parece que hay más escritores que lectores. Me preocupa, sí.

(MV) Es preocupante. El problema no creo que sea que haya menos lectores. Según las estadísticas, hay más cada año. El problema, como apunta Nieves, es que no todo el que lee compra los libros. La piratería se tolera y se asume como algo normal. Parece que a los que lo hacen les cuesta entender el robo que supone. Un libro digital cuesta en torno a 9 euros, lo que una pizza, y aporta muchas horas de entretenimiento. Últimamente compro más libros en formato digital

(HL) Libros de papel, siempre. Solo compro libros digitales si no hay versión papel, o si los necesito de inmediato por una cuestión puntual. He comprado muchos libros, durante el confinamiento y después, adquiriendo en librerías locales con servicio a domicilio. Por mi parte, la industria editorial no puede quejarse…Yo creo que necesitamos la literatura ahora más que nunca.

(BLOG) Sobre el Certamen de Ubeda,  es ilusionante que piensen en uno para compartir charlas y mesas con autores y escritores. Es un buen punto de encuentro y además, ya bien asentado como certamen. ¿Qué sensaciones os provoca participar, ahora que tantos eventos este año quedaron cancelados?

 (NM) Para mí es un soplo de aire fresco. Es cierto que se han cancelado muchos de los eventos programados y para una escritora con su primera novela despegando ha sido frustrante. Aunque todo se relativiza por el hecho de estar inmersos en una crisis mundial, el pellizquito de decepción existe.

Así que la invitación al certamen internacional de Úbeda ha sido una de las pocas noticias buenas. La cultura debe continuar. Y me alegro de la valentía de sus organizadores.

(MV) No imaginas la alegría que me supuso enterarme de que contaban conmigo. Llevo años siguiendo sus actividades en redes y estar allí es un sueño a punto de cumplirse. Espero que finalmente pueda hacerse. Como en muchas otras áreas, en el ámbito de la cultura también pueden organizarse actividades, siempre que se garantice la seguridad. La sociedad lo necesita.

(HL) Pues mucha ilusión, porque ahora con la Covid está en peligro el modelo francés de escritora con vida social, y se está sustituyendo por el modelo británico de escritora encerrada en su cottage y que apenas se sabe si existe o no…Úbeda es una ciudad impresionante, con un urbanismo y una arquitectura renacentistas singulares; estoy encantada de volver a verla.

(BLOG) ¿Qué es lo primero que escribisteis cuando la primera vez se os ocurrió escribir algo de ficción?

(NM) ¿Nos remontamos a mi primera historia de la infancia?

Uf. Mi protagonista podía viajar a un mundo de fantasía gracias a tener una conexión telepática con un unicornio. Ahí es nada. 😂

(MV) Fue un relato titulado «Queridos Reyes Magos», sobre un niño que sorprendía a escondidas a sus padres colocando regalos en el árbol de Navidad y mantenía el secreto para que no perdieran la ilusión. Yo era pre-adolescente, y hasta entonces, de niño, había escrito poesía.

(HL) Con nueve o diez años empecé una novela calcada de Los Cinco, de Enid Blyton. Claro que los protagonistas estaban en un pueblo de la Alpujarra e iban en bicicleta a Granada…A cada momento le tenía que estar preguntando a mi madre cuánto se tardaría en hacer un trayecto, cuánto costaría un bocadillo…

(BLOG) Ahora, pregunta introspectiva. El escritor David Morrell afirma que en cada autor puede encontrarse presente en todos sus libros una emoción común, el corazón sobre el que se funda toda su obra, y que aparece una y otra vez reflejada en sus libros. Que es algo que cada autor debe descubrir para darle un sentido pleno a su relación con la escritura. ¿Cuál es esa emoción base de vuestra creatividad? ¿Esperanza, miedo, temor, alegría, lucha, orgullo…?

(NM) ¿A parte de ser muy dramática? 😂

Creo que aún no lo sé. Yo diría que una mezcla de muchas cosas, resumir la necesidad de escribir con una sola emoción me parece demasiado simple para explicar mi relación con la literatura. Pero quién soy yo para rebatir al señor Morrell. 😂

(MV) Creo que el punto común de todo lo que he escrito hasta ahora es la superación tras un «descenso a los infiernos». Se podría decir que me atraen las historias de superación.

(HL) En la base de la creación literaria está el entusiasmo; una especie de locura acotada en el tiempo y en el espacio que te lanza a los escenarios, a los personajes, a los temas de tu novela o tu obra de teatro. Eso ya lo sabían los antiguos. Luego hay que sostener ese entusiasmo con un trabajo tenaz y disciplinado; no creo que otras emociones tengan relevancia para una obra literaria porque son eso, emociones, algo que envuelve el trabajo literario, pero algo extra-literario al fin y al cabo.

(BLOG) ¿Salís vosotros en vuestros libros? Porque hay autores que se hacen guiños a sí mismos. Me refiero literalmente, no a que cada personaje tenga un trocito de vosotros.

(NM) Noooo… Me parece una forma innecesaria de protagonismo.

(MV) Literalmente no. Depositas mucho de ti en algunos personajes, como bien dices, pero yo no me vuelco completamente en ninguno. Me gusta el papel de observador omnisciente, jajaja.

(HL) No, qué aburrimiento. Lo bueno de escribir es que te olvidas de ti un buen rato.

(BLOG) Y otra pregunta: con tanta revisión, corrección, etc… ¿Son vuestros libros los que más veces habéis leído en vuestra vida? Y si no, ¿cuál?

(NM) No, hay libros que he leído más. 🤣  Por ejemplo, la colección completa de Ana de las tejas verdes. La cojo cuando estoy nostálgica.

(MV) Por supuesto. Casi nunca repito lectura. La única excepción: El Hobbit.

(HL) Revisar es una tarea penosísima, no se le puede llamar lectura. Para mí la lectura es un disfrute y suelo leer extensivamente, es decir, más y más libros nuevos. Lecturas intensivas son las que realizo en libros con los que trabajo para documentarme o para provocar la reflexión. Por eso, cuando alguien muestra su asombro ante las dimensiones de mi biblioteca (unos cuatro mil volúmenes) y hace la clásica pregunta (¿te los has leído todos?), respondo a lo Caballero Bonald: Sí, pero solo una vez…

(BLOG) Vuestra actual lectura es…

(NM) El efecto Frankenstein, de Elia Barceló.

(MV) Estoy leyendo «La muerte del comendador», de Murakami.

(HL) Muchas lecturas para el libro que estoy preparando…Alto secreto (una pequeña superstición: si digo algo, se despachurra).

(BLOG) Y el personaje de ficción literaria que es más inolvidable para vosotros hasta la fecha es…

(NM) Luthien Tinuviel. Por la cantidad de veces que me ha hecho soñar en la adolescencia.

(MV) Es difícil elegir uno… Diría, por ejemplo, el Saladino de Tariq Alí, en «El libro de Saladino».

(HL) Me gusta mucho la protagonista de la novela de Emilia Pardo Bazán Insolación: Asís Taboada es una mujer libre, que hace lo que le da la gana incluso en esos finales de un XIX pacato. Me gusta también el revuelo que provocó la escritora con la novela, que recibió críticas feroces e insultos misóginos (de Clarín, por ejemplo).

(BLOG) A ver, sobre correcciones. ¿Sois de los que nombráis vuestras revisiones con coletillas como: rev2, rev3b, rev4final, rev5bisfinal, rev6def…?

(NM) La verdad es que no, voy actualizando el proyecto.

(MV) Suelo trabajar sobre el mismo archivo y, cuando termino las revisiones, le pongo def. Sólo cuando recorto muchas páginas guardo la versión anterior.

(HL) Más todavía, con coletillas tipo: “Título” + “Agotada, reviso el índice a las 23 horas”, “Envío a la editora el día…”

(BLOG) Y dejo ya la última pregunta. ¿Qué frase habéis escrito que os haya hecho pensar: creo que es la mejor frase que he escrito hasta ahora?

(NM) Creo que no he pensado eso nunca. Y si lo he hecho, mi memoria de pez lo ha olvidado.

(MV) «El placer es la envoltura que hace más dulce la necesidad». La cito porque me viene a menudo a la mente.

(HL) No me paro a pensar esas cosas. Eso será labor de algún doctorando en una universidad de Iowa o de Missouri dentro de unos años (risas)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here