Inicio Historia Día de las Librerías: los libros de la antigüedad

Día de las Librerías: los libros de la antigüedad

313
0

Hoy 13 de noviembre se celebra el Día de las Librerías, lo que es una excusa perfecta para comprar ese libro que tanto tiempo estabas postergando; o esa novedad que ha captado totalmente tu atención.

Las librerías, entendiendo como tal establecimiento que vende libros a lectores, son tan antiguas como las bibliotecas. Antes de la revolución de Johannes Gutemberg y su imprenta de tipos móviles, un libro era un objeto caro. Y además, saber leer era cosa de pocos. ¿Pero qué había antes de los libros?

En China, de forma tradicional se escribe de arriba a abajo, de derecha a izquierda. Con sus sinogramas, a alguien se le ocurrió un invento práctico: escribir sobre tablillas de bambú, dispuestas tal que fueran enrollables. Así, podías leer y luego recoger tu texto / libro, y guardarlo convenientemente. El bambú era barato y duradero. No se lo comen los insectos. En formato rollo, se puede apilar. En fin, un gran invento que ayudó a la difusión de sus leyes y a la creación de su gran imperio.Se sabe que ya eran usadas en época de la dinastía Shang (1250 a.C). Los ejemplares más antiguos que han sobrevivido son del siglo V a.C.

En Mesopotamia («entre los dos ríos», el Creciente Fértil situado entre el río Tigris y el río Eúfrates), se inventó la escritura cuneiforme sobre tablillas de arcilla. Es considerada la más antigua expresión escrita de la Humanidad.
Según los restos arqueológicos podemos datarla en torno al 3400-3200 a.C apareciendo en la región de Sumer. Se compone de palabras y objetos (pictogramas). Surge por necesidades civiles, administrativas y comerciales, como el cómputo de mercancías y el registro de impuestos. La escritura cuneiforme fue adoptada por varios pueblos de la región como los acadios los elamitas y los hititas. Los escribas hacían incisiones con un punzón en una tablilla de arcilla blanda que luego era cocida para hacerla duradera. Acumularon cientos, miles de registros.

La Biblioteca de Asurbanipal fue una gran biblioteca en la ciudad asiria de Nínive, iniciada por el rey Sargón II, que reinó desde el 722 al 705 a. C. y ampliada por el rey Asurbanipal (669-627 a. C.). Se encontraba situada en el recinto del palacio. La biblioteca alojaba una extensa colección de tablillas hechas de arcilla, cubiertas de una escritura fina por ambos lados. Se llegaron a reunir hasta 22 000 tablillas, encontradas bajo los escombros del palacio real en Nínive.​ Fue famosa y muy considerada desde su creación. Cuando los babilonios arrasaron Nínive al mando de Nabopolasar en el 612 a. C., destruyeron gran parte de su contenido.​ Se desconoce cuántas tablas de cera, rollos de cuero y papiros se perdieron.

En Egipto el material que tenían a mano era el papiro. Con él inventaron las hojas de papiro, con tiras vegetales entrecruzadas, prensadas y puestas a secar. Un soporte barato, pero frágil, que sin embargo fue usado extensivamente por los egipcios y por cuanta civilización pasó por sus tierras, exportándolo a todo el Mar Mediterráneo.

El fragmento más antiguo de papiro se descubrió en la tumba de Hemaka,​​ chaty del faraón Den, en la necrópolis de Saqqara, aunque no han perdurado los posibles signos jeroglíficos escritos en él. Estamos hablando del año 2867 a.C.

El fragmento con escritura más antigua corresponde un fragmento de la época del faraón Keops (2582 a.C.) hallado junto al Mar Rojo, en el puerto que debía ser destino de materiales para la construcción de las pirámides.

En Creta se halló el Disco de Festo, relacionado con la civilización minoica. Se le ha datado a finales de la Edad del Bronce, en torno al 1700 a.C. Es una pieza circular de barro cocido que está escrita por las dos caras, en el que aparecen 61 palabras realizadas con 45 signos distintos -31 en el lado A y 30 en el lado B-, que parecen formar una especie de sílabas con las que contar cierta historia. Un texto en espiral, visible en ambas caras, recorre su superficie desde el borde exterior hacia el centro. Doscientos cuarenta y dos signos impresos mediante cuarenta y cinco punzones diversos, que hasta el momento no han podido ser descifrados. Hay intentos que lo relacionan con el alfabeto descifrado por Ventris en 1952, quién probó que el micénico y el griego antiguo eran lenguajes emparentados y eso permitió sus desciframiento.

El problema es que de este lenguaje (llamado Micénico A) solo tenemos este disco. Algunos dicen que es un fraude. La controversia continúa.

En el fértil Sáhara africano, antes del auge de los egipcios y sumerios, y antes de que desertificara, existieron culturas que desarrollaron lo que puede ser la escritura conocida más antigua del mundo. Estas inscripciones de las que algunos arqueólogos y lingüistas han denominado “proto-sahariana” se encontraron cerca del oasis de Kharga oeste, lo que se consideraba Nubia, pueden remontarse a cerca del año 5000 A.C. Son inscripciones en roca, que han perdurado. No sabemos (aunque es posible) si también escribían sobre un soporte transportable (tablillas de madera, lajas de roca, huesos planos de animales)

En América, la forma de escritura más antigua hallada hasta ahora corresponde a la civilización olmeca, en forma de una tabla con grabados hallada en México, y fechada en torno al 1000 a.C.

La tabla rectangular, encontrada en un lugar llamado Cascajal, es del tamaño de una hoja oficio, con 13 cm de grosor y un peso de 12 kg. En ella están inscritos 62 símbolos organizados en filas horizontales, algo inusual para los escritos mesoamericanos que, por lo general, son verticales, agrupados por pares y en filas serpenteantes de hasta 10 símbolos.

La tabla contiene 28 tipos de marcas diferentes; algunas parecen espigas, conchas de almejas e insectos, mientras que otras son cajas abstractas o manchas. Al parecer, el sistema de escritura carece de relación con otros sistemas de Mesoamérica, como la escritura maya. Al ser una pieza única y con tan poco texto, no hay muchas esperanzas de descifrarlo. Y como con el Disco de Festos, no falta la polémica sobre su autenticidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here