Inicio Entrevistas #EscritoresEnCasa (Quinta Parte)

#EscritoresEnCasa (Quinta Parte)

180
0

Y otra vez más, y ésta es la última, cinco escritores de nuestro catálogo contestan las 3 preguntas que hemos realizado en estos días de cuarentena. En esta ocasión tenemos a I. Biggi, Javier Pellicer, Teo Palacios, David Castillo y Montse de Paz.

I. BIGGI

Valora esta crisis con un adjetivo. Inquietante. Me gustaría decir que edificante, o estimulante, que quedaría muy chic, pero creo que la realidad es la que es.

Como escritor, ¿cómo te afecta? Negativamente, claro, aunque no puedo quejarme. Ahora mismo que tanta gente lo está pasando fatal, con pérdidas de personas queridas, gente enferma con el dichoso virus y otras enfermedades que parece que solo existe ahora el coronavirus, o con la pérdida de sus puestos de trabajo, lamentarme me parece de mal gusto. Pero sí es cierto que para abril estaba previsto el lanzamiento de mi última novela, por la que tenía mucha ilusión, y que ha tenido que ser retrasada para más adelante, con la incertidumbre propia del momento, nada bueno para las novedades literarias y para las ventas.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo? ¿Qué recomiendas? Ahora mismo estoy con una novela de Henning Mankell, El hombre sonriente. Previa a esta lectura, al comienzo de esta pesadilla en la que estamos todos sumergidos, estaba leyendo Pandemia de Franck Thilliez, un autor que me encanta. se la recomiendo a todos los que gustan de pasar miedo ya que, siendo policíaca, trata de un virus que se expande a una velocidad increíble y agota todos los recursos sanitarios. ¿A alguien le suena esto? Para el resto de lectores y dependiendo de los gustos, me atrevería a sugerir La cuarta verdad de Iain Pears, para leer con calma y comprobar cómo cada persona tiene su propia verdad; El Viaje de Baldassare, de Amin Maalouf, que nunca dejo de recomendar, sobre un librero que recorre el mundo en busca de un libro que salve al mundo del Apocalipsis, buena lectura ahora que no podemos salir de casa y parece que han sonado las siete trompetas; Wilt, de Tom Sharpe, para reírnos con ganas, que buena falta nos hace o El Círculo, de Dave Eggers, turbadora visión de la globalización digital y del poder que no paran de acumular corporaciones como Google y Facebook, en estos momentos que estamos hablando de geolocalizaciones, Big Data, pandemias, etc.

JAVIER PELLICER

Valora esta crisis con un adjetivo. Perturbadora. Porque ha roto por la mitad nuestra mundanidad y nos ha metido en un escenario más propio de nuestras novelas que de la realidad que conocíamos.

Como escritor, ¿cómo te afecta? Llevo desde el inicio de la crisis sin apenas escribir, con eso creo que lo digo todo. Hay tanto ruido ahí afuera, tantas preocupaciones, que a mi cabeza le cuesta mucho hilar tramas, escenas o personajes para mi actual trabajo literario. Supongo que soy de esos autores a los que todo les afecta mucho.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo? ¿Qué recomiendas?Esto con diverso material de documentación, entre el cuál destacaría el libro Amazonas. Guerreras del mundo antiguo de Adrienne Mayor (Desperta Ferro). En cuanto a ficción he vuelto a sumergirme en una novela que leí hace bastantes años, La Hija del Bosque, de Juliet Marillier (Edhasa), una maravillosa adaptación de una fábula irlandesa que sin embargo se aleja mucho del aire bucólico de los cuentos de hadas tradicionales. De hecho, incorpora elementos bastante delicados.

TEO PALACIOS

Valora esta crisis con un adjetivo. Fiera

Como escritor, ¿cómo te afecta? A nivel personal, poco. Al trabajar en casa no he visto muy alterada mi cotidianidad. Sí es cierto que hay mucho ruido y mucha preocupación y eso altera la tranquilidad, tan necesaria a la hora de escribir.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo? ¿Qué recomiendas?El caso Hartung, una novela policíaca. Recomiendo un clásico: Ivanhoe

DAVID CASTILLO

Valora esta crisis con un adjetivo. Apocalipsis, y no soy tremendista.

Como escritor, ¿cómo te afecta? Bueno, soy un escritor de la calle. Y ahora no se puede salir, pero tengo las ventanas abiertas.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo? ¿Qué recomiendas? Leo mil libros a la vez por cuestiones profesionales y personales. Si tuviera que recomendar uno sería Big Sur y las naranjas de El Bosco, de Henry Miller, publicado por Edhasa. Tiene el mejor arranque de novela del siglo XX.

LINK:

MONTSE DE PAZ


Valora esta crisis con un adjetivo. ¡Pregunta difícil! Se me pasan por la cabeza en rápida sucesión: pérfida, alevosa, infame, traidora… Por fin, un adjetivo poco usual, ¿quizás rebuscado? Esta crisis es… inicua. Inicua porque parecía inocua, y no lo es. Parecía pasajera, y está durando. Parecía casual, y quizás sea provocada. Era previsible, y nos la presentan como un ataque sorpresa. Parecía lejana, y ahora la muerte nos anda pisando los talones. Pero lo pienso mejor, y veo que esta crisis, como todas, es una crisis desafiante. La emergencia nos está cambiando: ha desatado una ola de solidaridad en el mundo, nos ha hecho valorar las relaciones humanas, el afecto, las cosas realmente importantes. Es una crisis transformadora. Y también silenciosa. Nos ha hecho dóciles, nos ha confinado en casa, ha enmudecido nuestras bulliciosas calles y nuestras autopistas. En el silencio crecen las semillas de algo nuevo.

Como escritora, ¿cómo te afecta? El silencio es el gran aliado de los escritores. Las grandes crisis, como los grandes dolores, son detonantes para los artífices de la pluma y la tecla. ¿Me afecta la crisis, como escritora? Sigo escribiendo en casa; la imaginación bulle, y las ideas también. E incluso surgen cosas nuevas, como ese blog, Diario de una cuarentena, que empecé como simple desahogo. Ahora, no hay día en que no pueda colgar una historia, una reflexión, un pensamiento surgido de algo que he vivido hoy.

¿Qué libro estás leyendo ahora mismo? ¿Qué recomiendas? Empecé a releer el Decamerón. Sigo leyendo mi Biblia, un rato cada día, y pienso, leyéndola, que los tiempos pasados no fueron mejores, ni menos desafiantes, que este. Admiro a los profetas, esos poetas revolucionarios capaces de mirar cara a cara al mal, sin ponerle máscaras, pero capaces también de lanzar un mensaje de calma y esperanza. Leo no ficción, documentándome para mis próximas novelas. Y leo el último libro de Víctor Amela, Nos robaron la juventud. Sumergiéndome en el recuerdo y las experiencias de tantos veteranos, casi niños soldados, los de la quinta del biberón que lucharon en la guerra civil, pienso que todavía no sabemos lo que es el sufrimiento extremo. Vivimos una especie de guerra, sí. Pero sin sangre, sin pólvora, sin el horror de la muerte estallando a nuestro lado. La muerte nos acecha, sí, pero la disfrazamos tras las mascarillas y las sábanas del hospital. Ni siquiera podemos mirarla a la cara. Es menos horrible, sí. Y, al menos esta, no nos está enfrentando a hermanos contra hermanos. Parece que nos está uniendo en una insólita fraternidad global. ¿Qué recomiendo leer? Lo que te guste, lo que te apetezca, lo que te lleve a viajar a otros mundos o quizás a otros tiempos, pero al mismo tiempo, te lleve a viajar adentro de ti mismo. Lee un libro que te inquiete, que te espolee, que te despierte. Lee una buena novela histórica.


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here