Inicio Libros Autopsia de un libro

Autopsia de un libro

70
0

Ha pasado el día 23 de Abril, Día de San Jorge, Día del Libro, Día del Dragón. Por eso esta entrada está dedicada al libro, a las entrañas del libro. En palabras de un erudito, “el libro nació perfecto y desde entonces no ha hecho más que degenerar”.

¿Qué partes componen un libro? ¿Las conoces todas? Hoy hacemos una autopsia al libro, para enumerar sus vísceras y comprender cómo el todo es mejor, mucho mejor, que cada una de sus partes.

(Pincha en la imagen para ampliarla)

Exterior del libro impreso

Forro (camisa o sobrecubierta). El francés fourrer, “forrar”, a su vez de fourreau, “funda”. Cubierta generalmente de papel, que se pone a un libro o a un cuaderno.

Guarda. Del germánico warda, “acto de buscar con la vista”, y éste de wardôn, “atender, prestar atención”. Cada una de las dos hojas de papel que los encuadernadores colocan entre los forros y las primeras hojas.

Canto. Del latín cantus, “llanta de metal de una rueda”. Extremidad o lado de cualquier parte o sitio; corte del libro, opuesto al lomo.

Solapa. De origen incierto; solapar es “colocar una cosa sobre otra, cubriéndola solo parcialmente”. Prolongación lateral de la cubierta o camisa de un libro, que se dobla hacia adentro sin cubrirla del todo, y en la que se imprimen advertencias o anuncios.

Lomo. Del latín lumbus. Parte del libro opuesta al corte de las hojas, en la cual pone el rótulo.

Cubierta. Del latín coopertus, “cubrir”. Cada una de las partes, anterior y posterior, que cubren los pliegos de un libro, que suelen ser de un material más duro que el de los pliegos (cartón, plástico o piel). En la parte anterior se imprime el título de la obra, su autor, y se incluyen ilustraciones o diseños. En el argot técnico cada una de sus partes se conoce como 1ª o portada, 2ª, 3ª y 4ª de forros.

Interior del libro

Portada. Del latín porta, “puerta”. Primera plana de los libros impresos, en que figuran los elementos necesarios para identificar al libro: el título, el nombre del autor y el lugar y año de la impresión. De ésta derivan:

Anteportada o portadilla: Generalmente es la primera página impresa de un libro.

Contraportada (4ª de forros): Parte opuesta a la portada.

Epígrafe. Del griego ἐπιγραφή, epígrafe, “inscripción”. Cualquier frase, sentencia o cita que se coloca al principio de un escrito, sugiriendo algo de su contenido o que lo ha inspirado.

Prólogo. Del griego πρόλογος prólogos, compuesto por las raíces πρό-, pro-, “antes” y -λογος, -logos, “palabra, discurso”. En un libro de cualquier clase, escrito que antecede al cuerpo de la obra.

Índice. Del latín index, “indicador” o bien “señal, indicación”. En un libro u otra publicación, lista ordenada de los capítulos, artículos, materias, voces, etcétera, en los contenidos, con indicación del lugar donde aparecen.

Capítulo. Del latín capitŭlum, diminutivo de capuz, “cabeza”, en el sentido de “parte superior”, porque cada una de las divisiones de una obra literaria, un tratado, un presupuesto, una ley, etcétera, se encabeza con un número o título.

Epílogo. Del latín epilŏgus, y este del griego ἐπίλογος epílogos, que proviene a su vez de epilego, “añadir a lo dicho”. Resumen o conclusión de todo lo dicho en un discurso u otra composición literaria.

Colofón. Del latín colŏphon,  y este del gr. κολοφών, kolophṓn, “término, fin, cumbre, remate”. Nota final que se pone en algunos libros; antiguamente se consignaba en ella algunos de los datos que hoy figuran en la portada; ahora suele expresar la fecha en que acabó de imprimirse y alguna característica de la impresión.

Agradecimientos. De bien nacidos es ser agradecidos. Un libro llega a las manos del lector gracias al esfuerzo de muchos. Muchos autores dedican el libro al esfuerzo de esos muchos: agentes, editores, distribuidores, libreros, familia y lectores cero.

Glosario. A veces se incluye un listado completo de palabras empleadas en el texto que pueden requerir una explicación al lector. Se prefiere esto para evitar las notas a pie de página.

Otros términos

Imprimátur. Del latín imprimātur; de imprimĕre, “imprimir”. Licencia que otorgan las autoridades eclesiásticas para imprimir un escrito.

Separata. Del latín, separátum, “cuerpo separado”. Impresión por separado de un artículo o capítulo publicado en una revista o libro.

Fuente: http://elplacerdelalectura.com/2016/03/las-distintas-partes-de-las-que-esta-compuesto-el-libro-impreso.html

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here