Inicio Articulos Los consejos que seguía Ernest Hemingway

Los consejos que seguía Ernest Hemingway

352
0

Uno de los escritores más famosos a la hora de realizar descripciones es Ernest Hemingway (1899-1961). Su período de aprendizaje como periodista en el The Kansas City Star (1917-1918) le enseñó el valor de los frases bien ordenadas. Todo el que entraba a trabajar en ese periódico debía seguir una Guía de Estilo para redactar sus textos de forma adecuada. Mucho tiempo después, Hemingway siguió reconociendo que «todas las recomendaciones de aquella guía de estilo fueron las mejores reglas que aprendí jamás sobre el oficio de escribir.»

Esa Guía de Estilo todavía existe en su documento original. Aquí mostramos hoy la versión de 1915 que muy probablemente fuera la que Hemingway se esforzó a seguir a pies juntillas. Contiene algunas recomendaciones generales y luego numerosos ejemplos del inglés escrito donde se indica qué frases se prefieren a otras. Os vamos a mostrar las indicaciones generales, que pueden aplicarse en la redacción de un texto hacia un público lector. Eso puede ser una nota periodística, o por qué no, tu primer manuscrito.

Recomendaciones extraídas del The Star Copy Style Sheet:

Usa frases cortas. Usa cortos primeros párrafos. Usa términos vigorosos. Sé siempre positivo, nunca negativo.

Nunca uses palabras de jerga obsoletas. Las viejas palabras no sirven, no causan efecto cuando se han convertido de uso común. Para que una jerga sea efectiva debe ser fresca.

Elimina cada palabra que sea superflua. Haz economía de la escritura. Sé directo.

Evita el uso de adjetivos, especialmente aquellos que parezcan extravagantes, como espléndido, grandioso, magnífico, etc.

Cuando hables de animales usa un género neutro, excepto cuando se trate de mascotas que tengan un nombre propio. Entonces puedes considerarlo con género, sea masculino o sea femenino.

Una cita larga sin presentar quién es el orador es una mala forma de presentar un texto, y es negativo siempre. Interrumpe la cita tan pronto como puedas, como en este ejemplo: «Yo preferiría», dijo el orador, «hacer que el lector sepa quién soy yo tan pronto como se pueda.»

Intenta mantener la atmósfera del discurso en tu cita. Por ejemplo, citando a un niño, no le hagas decir «Sin querer, cogí la piedra y la arrojé.»

Ten cuidado con los plurales colectivos, emplean verbos en singular. «La muchedumbre se abalanzó sobre él.»

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here