Inicio Edhasa Habla un editor

Habla un editor

427
0

El lunes 4 de noviembre de 2013, Daniel Fernández Gutiérrez, editor y administrador de EDHASA, compareció en el Senado ante la Comisión de Cultura para informar en relación con la materia «Sector editorial y nuevas tecnologías». De aquella intervención os rescatamos algunas frases muy llamativas en relación con la crisis del libro y de la lectura, que sigue vigente en este 2020. Incluso más aún, con el impacto de la epidemia de Covid-19 en todos los actos culturales del sector del libro.

LA REVOLUCIÓN

“Vamos a hablar de la primera revolución tecnológica importante en el mundo del libro, que no es la actual sino que, con permiso de ustedes, nos vamos a 1450 y vamos a hablar inevitablemente del amigo Gutenberg. Johannes Gutenberg, de Maguncia, inventa —no me extiendo en ello— la imprenta de tipos móviles y eso supone una revolución. Imprime La Biblia de 42 líneas y eso supone una revolución y, nota al margen, se arruina por completo y los que hacen dinero son su socio y prestamista, Johan Fust, y el sobrino de Fust que es Peter Schöffer. El pobre Gutenberg muere arruinado y aunque ahora tenga estatuas en Maguncia y demás, su invento no le sirvió para vivir; murió en la indigencia más absoluta.”

QUIERO PUBLICAR MI LIBRO

El editor, que ha durado prácticamente estos 500 años, es una figura que en principio es un impresor, un impresor artesano, pero, tal y como nos enseñó el marxismo, sobre todo el joven Marx, el editor se apropia los medios de producción. Descubre que hay autores que lo que quieren es publicar su libro, incluso sin cobrar —eso cada vez pasa menos, pero en tiempos pasaba—, que hay mecenas que están dispuestos a poner dinero y que si él hace unas cuantas copias más de las que el autor quiere para sus novias, familiares, parientes y amigos, las puede vender y consigue acumular el beneficio.”

UN EDITOR SE ADAPTA

“[Al hablar sobre el impresor veneciano Aldo Manucio]Porque el editor debía ser firme como un ancla, para estar anclado al pasado y al conocimiento, pero veloz y sagaz como el delfín para encontrar siempre las nuevas ideas y los nuevos intereses de ese público al que se dirigía.”

LAS GRANDES CORPORACIONES

“Hace ya treinta años, una editorial se consideraba bien gestionada si tenía un beneficio bruto del 5, 6, 7, 8% como máximo. Evidentemente, cuando hablamos de los grandes grupos multimedia se le exige a una editorial que esté dando beneficios del 15 al 25% y eso forma parte de estar en bolsa y del mundo de la relativa especulación y acumulación de dinero que ya conocemos.”

LA CRISIS DEL LIBRO

“Nosotros estamos en un momento absolutamente complicado por varias cosas: una, evidentemente la crisis económica también ha llegado al libro, aunque creo que es el menor de los temas. Los temas son que hay una pérdida del prestigio y el valor del libro.

LA PIRATERÍA DIGITAL

“Mucha gente ya está leyendo en sus smartphone, pero el Kindle, que es un entorno cerrado, tiene una enorme cantidad de aparatos vendidos que nunca se han conectado a la página para hacer descargas legales. La piratería es un problema absoluto y total.

“Y, al final, creo que también deberíamos castigar al consumidor reincidente; el consumidor reincidente, reo de piratería.

“Me temo que los editores no hemos aprendido nada de la crisis en el mundo de la música. Es decir, estamos repitiendo prácticamente los mismos errores.”

“Nosotros no tenemos marco legislativo ni hay un spotify de los libros todavía. Podría ser una de las soluciones. Una de las soluciones sería una especie de cuota fija que permitiera leer todo y no poseer el archivo. Esa es una de las posibles situaciones.”

EL VALOR DE LA LECTURA

La lectura no siempre hace mejores personas. Los nazis eran muy cultos la mayoría y salieron como salieron. Pero lo que sí es verdad es que la lectura forma el pensamiento crítico y el conocimiento de forma evidente. Sigue siendo el mayor y mejor instrumento para formar el cerebro social humano, vamos a decirlo así.”

LA PARADOJA

“Una de las situaciones también paradójicas en medio de esta situación y de esta crisis evidente del sector —luego vamos a los temas más concretos— es que el libro todavía tiene el prestigio social de comprarlo para no leerlo.”

UNA BANDERA AL VIENTO

“Por otro lado, creo que el filtro del catálogo y de una editorial todavía tienen un cierto valor. Es verdad que hay mucha gente que va a la librería y compra sin fijarse en la marca. También es cierto que hay muchos editores que publican de todo y no importa: lo mismo el recetario de una monja que las memorias de una mujer de vida licenciosa; todo ello puede caber en esos multicatálogos. Pero hay un tipo de catálogo específico en el que me parece que el editor todavía juega un papel cultural y de bandera —como decíamos antes, de levantar una bandera al viento— y no solo comercial. Me parece que esos dos siguen siendo válidos, aunque no tengo nada claro cómo van a sobrevivir ambos.”

En enlace completo a esta comparecencia en el Senado lo puedes encontrar aquí:

http://www.senado.es/legis10/publicaciones/pdf/senado/ds/DS_C_10_228.PDF

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here