Inicio Edhasa ¡Septiembre! ¡Comenzamos!

¡Septiembre! ¡Comenzamos!

206
1

Imaginaos la gran avenida empedrada de la Messé, con sus galerías porticadas llenas de tiendas y de especias, abarrotada de gente que mira al cielo con incertidumbre, un cielo azul y luminoso cruzado por retazos de nubes largas y oscuras. ¿Lloverá? Es un día de sol fiero, pero ya soplan las frías brisas del norte de Tracia. De pronto no importa, la espera se ha acabado, ya llegan los sonidos de las trompetas, ya se huelen los inciensos sagrados de la procesión en la entrada de la avenida con el foro principal de la ciudad.

Ya llegan la Santa Cruz y la Santa Imagen de la Vírgen sostenida en alto, y tras ellos va el patriarca, con su capa de cruces bordadas en oro, su bastón, su estola y su gran corona patriarcal. Le siguen los sacerdotes y diáconos, y luego tres decenas de cantores, con sus manos en señal de rezo delante del pecho, y sus dalmáticas blancas, sus cruces de madera sobre sus ropajes. Gloria a Cristo. Gloria a su representante en la tierra. La procesión ha partido desde la inmensa catedral de Santa Sofía, junto al enorme palacio imperial. El pueblo arroja hierbas aromáticas al suelo antes del paso de la comitiva, que ya entra en el foro de Constantino, lleno de estatuas de la antigüedad y animales de mármol, y rodea la gran columna de pórfido rojo con la estatua marmórea y coronada del fundador de la ciudad. Los cantores se pausan un momento antes de cambiar de cántico y entonar por tres veces ‘Dios santo, Dios inmortal, Dios todopoderoso, ten piedad de nosotros’, que los miles de asistentes repiten. ‘Por Él siempre santo, por nuestro piadoso Emperador, por toda la cristiandad, por la preservación de nuestra ciudad y de nuestras tierras sin mancha, sin sangre, sin guerra, sin fuego, rogamos a ti, oh Señor, ten piedad de nosotros’.

Así, con una gran procesión para disfrute del pueblo, comienza cada 1 de septiembre en Constantinopla el nuevo año seglar, el nuevo año religioso, el nuevo año fiscal, con las tres veces que el patriarca hace la señal de la cruz sobre las gentes, el mismo 1 de septiembre que es conmemoración del santo padre Simeón el Estilita, siempre en su columna, y del pavoroso incendio de la ciudad del año 465. El pueblo se deleita en ese día de fiesta. Mientras, la procesión termina de rodear la enorme columna de pórfido y regresa por la misma Messé hacia la catedral, donde el Basileo y la Basilisa, toda la corte imperial, y todos los nobles llegados de las provincias aguardan la celebración de la santa misa para dar gracias a Dios y a María por las cosechas a recoger y por la supervivencia del imperio, en el día de año nuevo.

Septiembre. Dejamos atrás Bizancio y avanzamos mil años hasta el presente. En Edhasa arrancamos también en septiembre un nuevo comienzo de temporada editorial. Estamos seguros que os gustarán las novedades. Y la primera de todas ellas es Naumaquia, de Jordi Nogués. Nos gusta el pasado, vivimos el pasado, vivimos el presente. Escribimos el futuro.

Y nuestros distribuidores de SGEL van a esforzarse al máximo para que conozcáis los títulos de nuestros próximos libros, y lo más importante, que los encontréis por todas las librerías.

¡Comenzamos! ¿Os venís con nosotros a disfrutar de los libros y de la Historia?

1 Comentario

  1. Todo muy bien ,pero cuando sale el de Giles Kristian ,un gran autor de novela historica ,la serie de Raven era muy buena ,la cortaron en el tercer libro de la trilogía demostrando un ojo comercial impresionante la empresa ,tanto es así que al poco tiempo la compro otra editorial
    enhorabuena a Vds por conseguir este autor

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here